IO NON HO MANI CHE MI ACCAREZZINO IL VOLTO

152,89 €

 Perfume inspirado en el trabajo del fotógrafo italiano Mario Giacomelli.

 Giacomelli es muy conocido por sus fotografías de jóvenes seminaristas jugando con la nieve en "Io non ho mani che mi accarezzino il volto " (No tengo manos que acaricien mi rostro) tras un encargo de la Iglesia Católica para documentar su vida en los seminarios.

 Mario Giacomelli comenzó participando en concursos y salones y su primera exposición la realizó en 1958 en la galería Il Naviglio en Milán, pero tuvo mayor relevancia la que realizó en 1964 en el MOMA de Nueva York que trataba sobre el pueblo de Scanno. John Szarkowski, conservador de fotografía del MOMA le incluyó entre los 100 mejores fotógrafos de la colección del museo neoyorquino.

 La fragancia evoca los cigarros toscanos del fotógrafo, evocando los ácidos y tintas del cuarto oscuro dónde solía imprimir sus fotografías mezcladas con las fragancias del mar de la ciudad de Senigallia, donde vivía Giacomelli.   La botella de color gris plateado recuerda la cámara de Mario, la parte superior está recubierta con un doble cuero que puede ser moldeado. La parte superior quiere evocar la bolsa del fotógrafo y el baile de los alumnos del seminario, inmortalizados en esas famosas tomas.

 Notas: Petitgrain, bergamota, gálbano, mirra, cedro, geranio, salvia, canela, styrax, ylang-ylang, incienso, benjuí, haba tonka, tabaco, ámbar, sándalo.

 Extracto de perfume. Tamaño 100 ml.